sábado, 30 de julio de 2016

La Titi de Portadas



En horas de la noche del miércoles 29 de julio y un día despues de la segunda reunión de trabajo entre organizaciones LGBTI y el directorio de CONATEL para tratar el manejo de la homosexualidad en medios de comunicación, se supo que el personaje La Titi fue eliminado del segmento de chistesdel programa Portadas.  Dada la confusión generada ante la salida del mencionado personaje aclaro lo siguiente: CONATEL no sacó del aire al personaje.


En la segunda mesa de trabajo entre CONATEL con las organizaciones de derechos humanos de personas LGBTI el pasado martes 26, sólo se acordó convocar a una reunión entre los productores de dicho programa y las organizaciones LGBTI con la mediación de CONATEL. Si el personaje fue sacado del programa probablemente ha sido una decisión del canal o del programa. Aclarado ese punto, trataré de explicar el porqué de nuestro rechazo, no solo a ese personaje, ni a ese segmento, ni a ese programa. Nuestras quejas vienen desde hace muchos años, décadas.


El primer programa humorístico de Venezuela fue “Radio Rochela” cuyo inicio se remonta al año 1958.

Si recordamos, las tristemente famosas “Gaitas de las locas" de Simón Díaz, Hugo Blanco y Joselo en los años 70, se podría asegurar que éstas dieron origen al uso de los homosexuales masculinos afeminados y de las mujeres trans como fuente de chiste y burla. Desde entonces la lista de personajes que muestran una imagen estereotipada del hombre homosexual afeminado en los programas cómicos en la televisión venezolana es muy larga. Durante décadas los actores cómicos de Venezuela han encontrado en el homosexual una fuente para hacer “comedia”, se han enriquecido a costa de los homosexuales en programas como “Bienvenidos”, “Cheverísimo”, “¡Qué Locura!”, y el programa “¡A que te ríes!” entre otros.

En abril del 2003, la Asociación civil Alianza Lambda de Venezuela presentó ante el canal de televisión Radio Caracas Televisión (RCTV) una comunicación para expresar su preocupación por el trato que se le daba a la homosexualidad en las telenovelas “Mi gorda bella” y “Trapos íntimos”.
Posteriormente, en junio del año 2003, Alianza Lambda de Venezuela entregó otro comunicado en el que alertaron sobre los avances de un programa llamado “Diente por diente” transmitido en el canal RCTV. Alianza Lambda informó en esa comunicación que se estaba anunciando un próximo programa en el cual aparecería un personaje llamado Charlie Mata, quien representaba un homosexual claramente estereotipado que era insultado, golpeado y empujado por un grupo de artistas masculinos. La comunicación alertaba sobre la promoción de la violencia contra un grupo particular minoritario y discriminado por su orientación sexual como el colectivo LGBTI.    

En el año 2010, 2011 y en 2013 Unión Afirmativa de Venezuela presentó ante CONATEL, varias quejas sobre programas en los cuales se incurría en actos de discriminación contra personas homosexuales en televisión, alertando que los mismos podrían incitar a la violencia contra estas personas en la calle, en la escuela o en cualquier ambiente donde se desenvuelvan. Tales denuncias fueron ignoradas por las autoridades de turno.

Finalmente, en el mes de julio del presente año 2016, CONATEL hizo un llamado a las organizaciones LGBTI para conformar unas mesas de trabajo y abordar el tema sobre el manejo de los asuntos de personas LGBTI en los medios de comunicación.  
    
Esos personajes han contribuido a crear prejuicios, estigma y discriminación hacia las personas homosexuales y trans en Venezuela. Trayendo además terribles consecuencias en la vida diaria a niños, niñas, adolescentes, adultos y familias enteras que han sido objeto de tratos crueles por ser homosexuales o trans.  Han contribuido además a crear una mayor confusión entre lo que es realmente una persona homosexual y una personas trans. Haciendo parecer que todos los homosexuales son afeminados y/o desean ser mujer cuando no es así.  

A solicitud de las organizaciones. CONATEL realizó un análisis del personaje de “la Titi” de Venevisión y del programa “Puros Machos” de Canal i. El ente “concluyó que en ambos segmentos hay presencia de mensajes discriminatorios y violatorios de los derechos de las personas LGBTI. Por ello, se evalúa la posibilidad de convocar a los productores de los mencionados programas, a una mesa de discusión con esta comunidad.” Tal como lo dice en su nota de prensa, Leer más en: http://www.conatel.gob.ve/mesa-de-trabajo-de-comunidad-lgbti-abordo-contenidos-discriminatorios/  Cabe destacar, que los mismos activistas afectos al gobierno, solicitaron también se convocara a los productores del programa Zurda Conducta de VTV, donde constantemente se discrimina a las personas LGBTI. 

No, no queremos que desaparezcan los personajes como “la Titi” de la televisión, queremos que salgan de los programas humorísticos como fuente de burla y chiste. Queremos que se muestren otros personajes, queremos que se incluyan en las telenovelas que tengan vida propia, que tengan familia, que tengan éxitos y fracasos tal como sucede en la vida real. Queremos que se muestren homosexuales y personas trans en otros escenarios en otros ambientes, como estudiantes, profesionales, como seres humanos integrales.  

No se trata de un asunto político y mucho menos político partidista, se trata de derechos humanos, se trata del derecho  al libre desarrollo de la personalidad, se trata del derecho a la no discriminación, se trata del derecho a ser tratados con respeto.

Sí, también se trata de los niños, porque un niño, niña o adolescente gay o trans que vea que el único modelo que le muestra la televisión es ese, podría sentir rechazo, lo cual derivaría en lo que se conoce como homofobia o transfobia internalizada que no es más que el rechazo a ser y aceptarse tal como es. También se trata de niños en las escuelas que por ser como ese personaje “la Titi” podría ser objeto de acoso escolar. Se trata de las familias dado que un padre o una madre cuyo hijo sea gay o trans podría rechazarlo por pensar que la única opción que tiene su hijo es la de ser como “la Titi”, fuente de chiste y burla de la sociedad.    

Al señor que representa el personaje “la Titi, le digo, tenga un poco de conciencia y reflexione sobre lo que hace. Usted si se considera un profesional, está en capacidad de crear cualquier otro personaje que no denigre, que no humille, que no discrimine a nadie. No hay humor en nada que resalte las características particulares de las personas como algo negativo. No hay humor en el chiste sobre el negro, la mujer, el gordo, el discapacitado, hay ofensa y burla, humillación y mucho daño.   

Si desean ampliar esta información les invito a leer mi trabajo de Tesis de Posgrado titulado: 

   

La ideología de género y sus planes de destrucción de la sociedad


El día jueves 28 de julio estuvimos presentes en un video foro convocado por la organización “Ciudadanos por la familia”. El foro titulado “Ideología de género” se llevó a cabo en la sede del Concejo Municipal de Baruta. Cabe destacar que es inaceptable que una institución del estado preste sus instalaciones para realizar un foro en el que se promueve la discriminación contra las personas LGBTI, en clara contradicción con el acuerdo contra la homofobia, bifobia y transfobia aprobado por dicha institución en 2014. 
 
El foro inició pasadas las 4 pm, con presencia mayoritaria de mujeres. El foro fue presentado por Mercedes Malavé quien destacó en su intervención que esa era la primera reunión que se realizaba y que buscaba abrir la discusión sobre lo que se conoce sobre la ideología de género. Agradeció al Concejal José Alberto Zambrano quien les prestó la sala para realizar el video foro. Destacó la presencia de la Sra. Gloria de Capriles y Alejandro Vetrini.  

Se exhibieron tres videos cortos, el primero fue del presidente Rafael Correa de Ecuador. 


 El segundo fue un video titulado “Guerra contra los niños”   



El tercero y último video fue de Jorge Scala. 


Ciudadanos por la familia es una organización de reciente creación. Su fundadora y promotora es Mercedes Malavé quien según su descripción en la red social twitter “Periodista venezolana. Socialcristiana. Profesora en la UMA”. Escribe para el portal de noticias la Patilla en la sección de opinión.
Luego de la proyección de los tres videos se abrió el derecho de palabra en el que se pudo escuchar la opinión de los presentes. Cada intervención fue peor que la otra. La intención según los presentes es la defensa de lo que ellos consideran es la ideología de género que persigue lograr un cambio en la sociedad con el fin de causar la destrucción de todo lo que conocemos como el modelo original y natural de familia. 

Naturalmente, se refieren a la familia conformada por hombre y mujer, aunque reconocen la existencia de varias familias, como la conformada por mujeres solas con hijos. No reconocen las familias homoparentales. El único modelo de familia aceptable para ellos es la familia conformada por hombre y mujer. Aunque hablan del artículo 75 de la constitución parecen no entender que el concepto de familia es amplio y no se limita exclusivamente a la que ellos defienden.  

No obstante, la primera participación fue de la señora Clementina Villaroel, quien dejó claro que parte de su cruzada también incluye impedir el avance de los derechos de las personas LGBTI. En su intervención mencionó la reciente aprobación del acuerdo del 17 de mayo como día nacional contra la homofobia, bifobia y transfobia, y dijo “afortunadamente, no ha sido publicado en Gaceta Oficial, debemos asegurarnos de que eso no suceda, no podemos permitirlo”. Seguidamente, mencionó las reuniones que se están llevando a cabo entre las organizaciones LGBTI y CONATEL, con el fin de revisar las informaciones sobre las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans en los medios de comunicación. Es decir, ellos protestan y se están organizando para no perder la libertad que tienen para discriminar sin ningún tipo de consecuencias.

El toque curioso de la reunión fue la presencia de dos representantes de la iglesia Maranata. Un hombre de nombre Joel Hernández quien se define como “ex-gay” y Mireya Ferris quien se define como “ex­­-bisexual”. Ambos presentaron su testimonio de vida sobre cómo, según ellos, lograron dejar la vida homosexual y bisexual y ser hoy en día “felizmente heterosexual”.  No  vale la pena decir más al respecto.

Posteriormente, Gilmar Aponte, Quiteria Franco y Edgar Baptista pudimos participar y expresar nuestras opiniones. Y lo que al inicio era una reunión en donde nadie quería hablar se convirtió en una reunión en la que todos querían levantarse y contradecir nuestras opiniones.

La intervención más desequilibrada fue la de un señor cuyo nombre se me escapa quien, en un tono altisonante, expresó su temor a ser enviado a la cárcel por expresar su opinión, luego de aprobarse una ley anti- discriminación que proteja a las personas LGBTI. No dejo de pensar que quizás en algún nivel, él está consciente de que lo que expresa y hace está mal, de allí su temor a ir a parar a la cárcel por su comportamiento discriminatorio hacia las personas LGBTI. Habló, además, del lobby y la agenda gay que persigue destruir la sociedad, que además esconde cosas peores como el aborto todo eso con intereses económicos y financiamiento de la organización Planned Parenthood, y en Venezuela a través de Plafam. Es decir, toda una teoría de conspiración y planes de destrucción masiva, el libreto completico para hacer una película.  

Sin duda alguna fue una tarde muy desagradable, tener que escuchar cosas tan ofensivas en muchos niveles requiere de mucha paciencia y equilibrio. Nos toca sin duda seguir haciendo nuestra labor educativa y formativa a estas personas que siguen con un par de gríngolas sin querer ver o escuchar razones y empeñadas en una lucha contra el reconocimiento de nuestros derechos civiles.   


En lugar de emprender esta batalla contra nuestros derechos, que perderán, tal como ha sucedido en casi todo el continente, deberían redirigir sus esfuerzos y energías en otras causas más nobles, o quizás a prevenir los abusos sexuales contra niños por parte de los sacerdotes de la iglesia católica; prevenir la violencia contra las mujeres, prevenir el embarazo en adolescentes, prevención de enfermedades de transmisión sexual, esos si son problemas reales que ameritan una solución y requieren de personas preocupadas; o quizás podrían dedicarse a otras causas “a favor” en lugar de “en contra” de un grupo de personas.     

domingo, 24 de julio de 2016

Vivo, el musical en Altamira

Vivo, el musical
Aquiles Baez, Albe Pérez 

Ayer, sábado 23 de julio, a las cinco de la tarde llegué a la Plaza Altamira Sur para disfrutar de la función gratuita de la obra musical “Vivo”. Si, debo buscar actividades gratuitas, mi sueldo de profesora universitaria ya no me alcanza para comer mucho menos para ir al teatro o al cine que tanto me gusta y solía ser mi principal distracción. Pensé que era la oportunidad ideal para ver el musical del que tanto se he escuchado hablar.  

Se trata de una historia elaborada a partir de las canciones del grupo Guaco. Esta agrupación me recuerda a mi tierra, Maracaibo, la gaita, la comida, la familia y aunque jamás me he considerado la “maracucha” más orgullosa no pude evitar sentir nostalgia de mi tierra y todo lo que uno deja atrás cuando decide mudarse. Y mi mudanza no fue a otro país sino a la capital venezolana. El musical cuenta con la actuación de Mariaca Semprun, Rolando Padilla y el gran Cayito Aponte.  

Disfruté mucho la obra, lloré, canté, me emocioné, me conmoví; en fin, fue una mezcla de sentimientos. Sin dejar de mencionar lo maravillada que quedé con la belleza física de la actriz y cantante Mariaca Semprun. Solo la había visto en fotos, pero verla aunque sea en la distancia es ver a una mujer hermosa, con una piel y un cuerpo espectacular. Me sorprendió el talento de Rolando Padilla y me encanto ver nuevamente en vivo al espectacular Cayito Aponte. 

Vale acotar que Chacao se ha convertido en mi zona de disfrute, voy a cines foros, festivales, ferias, del libro, gastronómica, y sobre todo en medio de un ambiente seguro. Durante mucho tiempo fue el lugar a donde llevaba a pasear a mis perros. Es el mejor municipio del Distrito Capital.     
   

Total que luego de dos horas de escuchar canciones de Guaco, recordar mis ganas de ser parte de la mejor Banda de Venezuela y recobrar el amor por mi tierra,  al final salí llena de esperanza y con ganas de seguir en el país, con ganas de seguir haciendo mi parte para sacar a Venezuela adelante. Me dije que al llegar a casa buscaría en Youtube todas las canciones de Guaco para cantar las que me sepa y prestar más atención a las letras, pues me parecía que muchas tenían mensajes muy lindos.      
Toda esa emoción y entusiasmo me duró hasta que caminé hacía el metro. Al entrar me tropecé nuevamente con la terrible realidad que muchas veces me ha hecho considerar la posibilidad de emigrar.  Los torniquetes del Metro en varias estaciones hace mucho tiempo que no funcionan, por lo tanto, el ingreso está libre. La estación de Altamira es una de éstas en donde el paso es sin costo alguno, igual he observado que sucede en Sábana Grande, Agua Salud y otras más.

El tren tardó en llegar un poco más de lo acostumbrado, en sentido hacía Propatria. Cuando finalmente llegó, estaba casi vacío. Cuatro jóvenes entran y se acomodan en los asientos azules, primero dos chicas y luego los dos chicos que las acompañan se sientan sobre sus piernas. Al ingresar dos personas, un señor y una señora, ambos con cabello blanco, les piden que les permitan sentarse. Los jóvenes acceden no sin antes quejarse, hacer muecas de mala gana y levantarse a regaña dientes. Deciden acercarse hacía el espacio entre vagones y lanzarse al piso con las piernas estiradas sin permitir el paso a nadie más.   

Al intentar cerrar sus puertas, el vagón en el que me encuentro, escuché un sonido, levanté la mirada, que había fijado en los jóvenes que mencioné anteriormente. Me percaté de que era un fulano, de mediana edad, de apariencia casi obesa que se interpuso entre las puertas para impedir el cierre, de tal manera que sus dos acompañantes mujeres, quienes asumo eran su mamá y su abuela, pudieran entrar al vagón. Nadie dijo nada, aunque todos querían decir algo, o al menos así lo parecía. En medio de mi molestia e indignación solo alcancé a decirle que tuviese un poco de conciencia y se diera cuanta que su acción podía ocasionar que se dañaran las puertas, que cuidara lo que tenemos y que tuviera más aprecio por lo nuestro.

En la estación Parque Carabobo, el tren se detuvo durante un largo rato. Se podía escuchar una música a un volumen muy alto. Parecía que era en el andén con destino a Palo Verde había una gran corneta o un grupo musical tocando en vivo. 

La siguiente estación, Bellas Artes, nuevamente estuvimos un largo rato. Mientras esperábamos seguir nuestro camino se escucha la voz del operador en caseta principal. Por el altavoz dice “se le recuerda a los usuarios que el costo mínimo del boleto de tan solo cuatro bolívares”.  Y prosigue: “al señor de camisa azul que está en el andén con destino a Palo Verde que el costo del boleto es tan solo de cuatro bolívares”. Nuevamente, el operador repite por el altavoz  “se le recuerda a los usuarios que el costo mínimo del boleto es de tan solo cuatro bolívares”; “al señor de camisa azul que está en el andén con destino a Palo Verde que el costo del boleto es tan solo de cuatro bolívares” y para cerrar se escucha la voz del operador, obviamente con mucha molestia que dice “Lambucio”. Seguidamente, casi todos en el vagón ríen a carcajadas.   
       
En el resto del camino hasta Agua Salud, mi destino, fue mucho lo que pude ver y que me hizo olvidar los bonitos sentimientos que había logrado tener durante el musical.

Los innumerables vendedores de chucherías, las personas que piden ayuda, las que se montan a alabar a Dios, el borracho, el que te tropieza con el morral, el que escupe en el vagón, el que monta el pie en las paredes, el que come, el que bebe, el que se vomita, en fin.

La realidad supera cualquier destello de esperanza que uno pueda tener y seguir albergando. Tomará por lo menos tres generaciones lograr cambiar la terrible situación de descomposición social causada en los últimos 20 años. No sé si tengo las ganas o el tiempo para esperar a que esto suceda, o quizás no me quede más remedio que seguir buscando otros "Vivo", para recuperar semanalmente mis esperanzas.   


Mariaca Semprun en Vivo, el musical. 

jueves, 21 de julio de 2016

Políticos venezolanos comprometidos con derechos de personas LGBTI


En el pasado y durante las anteriores gestiones PSUV en la Asamblea Nacional, cada vez que se asomaba la posibilidad de avance en materia de derechos de personas LGBTI en alguna ley, los ataques, presiones y amenazas de los grupos religiosos, entiéndase iglesia católica y evangélica lograban que el PSUV retrocediera y las leyes se detuvieran.

Sucedió en el 2009 con la ley de igualdad y equidad de género, en 2011 cuando se entregó por primera vez la Agenda de la Red LGBTI de Venezuela, una vez más cuando se entregó el proyecto de modificación parcial del Código Civil en 2014. En el año 2015 durante la campaña electoral. Y este año 2016, en abril cuando el TSJ admitió el recurso de la Diputada Tamara Adrián y en mayo cuando se admitió el recurso de nulidad contra el artículo 44 del Código Civil.       

Resulta que desde que se aprobó el acuerdo de declaración del 17 de mayo como día nacional contra la homofobia, bifobia y transfobia, las diputadas Tamara Adrián y Delsa Solórzano, han estado recibiendo ataques y amenazas de grupos evangélicos.   


Este escrito tiene la intención de hacer ver que ellas no son las únicas dos diputadas que están a favor de los derechos de personas LGBTI en la Asamblea Nacional y en el seno de los partidos políticos. Son muchos y esta vez los grupos evangélicos no podrán seguir manipulando y atacando pues sus aliados del PSUV ya no son mayoría. Vestalia Sampedro, evangélica y ex-diputada por el partido Proyecto Venezuela tampoco está ya en la AN. Aún quedan muchos diputados que se resisten, pero hay muchos otros que están decididos a defender su derecho a defender los derechos de personas LGBTI.     

Desde hace un tiempo hemos visto como dentro de los partidos políticos se viene abriendo espacios para los asuntos de derechos humanos. Así, vemos como ya existen secciones o divisiones dentro de los partidos que se ocupan de los asuntos de género, en particular, de la mujer y también de los asuntos de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI).  
 
Vale la pena resaltar los partidos políticos Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática. Estos partidos tienen secciones dedicadas al trabajo por los derechos de personas LGBTI. En VP está Pro-Inclusión, mientras que en Un Nuevo tiempo está UNT Diverso y la Coordinación Seccional de la Sexodiversidad en Acción Democrática. Esto sucede dado que dentro de los documentos fundacionales de VP y de UNT está incluida la defensa de las personas sin distingo de ningún tipo. Pero, adicionalmente, dentro de estos partidos hay políticos que de manera personal y particular han asumido la defensa de los derechos de las personas LGBTI como un compromiso.  Por su parte, en el partido Acción Democrática existe un mandato de la Internacional Socialista de incluir los asuntos de personas LGBTI. No obstante, existen resistencias internas que han impedido que este mandato se ponga definitivamente en práctica, naturalmente con ciertas excepciones.

Existe entonces una nueva ola de políticos que pese a las amenazas, chantajes y presiones de los políticos más conservadores, y porque no, homofóbicos, han decidido seguir adelante en su compromiso de reconocer los derechos de las personas LGBTI y emprender acciones para lograr tal fin.     

Podemos nombrar a algunos de esos políticos, diputados y concejales, que no solo se han expresado a favor, sino que de manera ejemplar han apoyado a las personas LGBTI y están comprometidas con el avance en materia de protección y reconocimiento de derechos de las personas LGBTI en Venezuela.  


Por el partido Voluntad Popular (VP), su fundador y máximo líder, Leopoldo López quien siempre se ha mostrado abierto al reconocimiento de los derechos de personas LGBTI. La Diputada Tamara Adrián, naturalmente por ser una mujer trans que ha vivido las consecuencias de la negación de su derecho a la identidad. El Diputado Rosmit Mantilla, primer diputado abiertamente gay; el Diputado Juan Guaidó; las diputadas Manuela Bolivar, Gaby Arellano, Adriana Pichardo y la Diputada María Gabriela Hernández; los diputados Freddy Guevara, Roland Carreño y Gilber Caro.  También miembro del partido VP, el Concejal del Municipio Chacao Rafael del Rosario apoya las acciones a favor de personas LGBTI.    


Por el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), es necesario destacar la valiosa labor de la Diputada Delsa Solórzano, quien de manera pública y en innumerables declaraciones ha manifestado su disposición a trabajar por el reconocimiento de los derechos de personas LGBTI. No solo se ha limitado a dar declaraciones, a ella le reconocemos y agradecemos haber otorgado en tan solo seis meses de instalación de la nueva gestión de la AN, dos derechos de palabra a dos grupos diferentes de organizaciones LGBTI de Venezuela en la Comisión Permanente de Política Interior de la AN.  Adicionalmente, fue la Diputada Solórzano quien presentó la propuesta de Declaración del 17 de mayo como día nacional contra la homofobia, bifobia y transfobia. Y por si fuera poco, ella junto al Diputado Juan Guaidó, se han reservado la agenda de Derechos Humanos de la CPPI de la AN con el fin de legislar en esta materia.  Por si fuera poco, pronto se espera que la Diputada Solórzano presente una ley contra los crímenes de odio por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género. Durante un derecho de palabra otorgado a la Red LGBTI de Venezuela, la diputada se comprometió a darle pronta respuesta a las tres solicitudes presentadas: reconocimiento de la identidad de personas trans, reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo y la creación de una ley anti-discriminación amplia. A ella nuestro reconocimiento y agradecimiento. 
    
También miembro del partido UNT, es necesario destacar al Concejal del Municipio Chacao y vicepresidente de este órgano local, Diego Sharifker, quien se dedicó a diseñar, promover, impulsar, proponer y finalmente aprobar la primera ordenanza sobre discriminación e igualdad en el mencionado Municipio del Distrito Capital. El pasado martes 19 de julio esta ordenanza fue aprobada de manera unánime en el seno del Consejo Municipal de Chacao. A él nuestro reconocimiento y agradecimiento.
Otros políticos miembros del partido UNT que también apoyan los derechos de las personas LGBTI son: el actual vice-presidente de la Asamblea Nacional Enrique Márquez; el diputado Stalin González y el Diputado William Barrientos.    


Por el partido Acción Democrática (AD), podemos destacar al diputado Williams Dávila, con quien hemos tenido oportunidad de conversar en varias oportunidades. Aunque no de manera pública, nos ha expresado su apoyo al reconocimiento de nuestros derechos.   



Por el partido Primero Justicia (PJ), a pesar de ser uno de los partidos menos abierto a discutir el tema, destacan varios políticos miembros que vale la pena mencionar. En primer lugar al actual gobernador del estado Miranda y excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, quien al tener que responder a los señalamientos sobre su presunta homosexualidad ha expresado su respeto a la comunidad LGBTI.    
Tanto la Diputada Dinorah Figuera como el Diputado Miguel Pizarro de Primero Justicia han manifestado, expresado y demostrado su apoyo al reconocimiento de todos los derechos de las personas LGBTI, lo cual les ha traído como consecuencia algunos problemas dentro de su partido. No obstante, no han desmayado en su empeño de trabajar por nuestros derechos. A ambos nuestro apoyo y reconocimiento. También la diputada Marialbert Barrios, la Diputada Adriana D’Elia y el Diputado Juan Requesens de PJ, han expresado su disposición a apoyar las iniciativas a favor de las personas LGBTI en la AN.


Por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), nos causó una agradable sorpresa saber que la Diputada Nora Delgado, manifestó su disposición a apoyar las propuestas que se presenten en la Comisión Permanente de Política Interior. Por el resto, sabemos que este partido tuvo tres periodos parlamentarios más un bono de dos años para hacer algo en materia legislativa, al tener la mayoría durante 17 años en a Asamblea Nacional. Lamentablemente, no hicieron nada. Sus buenas intenciones se quedaron en el papel y en las palabras. Al contrario, todas las leyes en las que por una u otra razón se mencionaban a las personas LGBTI, esas menciones fueron eliminadas, mientras que las propuestas de leyes fueron engavetadas, modificadas o eliminadas.  Los candidatos homosexuales y trans que se postularon al Gran Polo Patriótico (GPP) para las pasadas elecciones 2015 fueron ignorados y se les negó la posibilidad de ser diputados. Hoy en día no existe dentro del PSUV una sección LGBTI.       

Esperamos poder incluir más partidos políticos en esta lista y más políticos que de manera individual tienen claro que su función es la de trabajar por sus electores y por la población en general sin distingo de ningún tipo.  A medida que sigamos identificando a los políticos que apoyan nuestra causa lo informaremos. 

A quienes aún no se deciden a apoyarnos públicamente les digo, pierdan el miedo nadie pensará que ustedes son homosexuales y si lo piensan, ¿qué importa? si ustedes no los son no debe importarles ni preocuparles ese detalle. Segundo, no perderán votos ni seguidores, pero se ganarán el respeto de muchos otros votantes y ganarán nuevos seguidores. Ya hoy en día negarse al reconocimiento de derechos de un grupo de personas no está bien visto y, por el contrario, es rechazado por muchos. No pierdan la oportunidad de lograr un cambio positivo en nuestra sociedad, a una más justa, más libre y más equitativa.
         

miércoles, 20 de julio de 2016

TSJ venezolano prohibió matrimonio entre personas del mismo sexo


TSJ venezolano prohibió matrimonio entre personas del mismo sexo
Me atrevo a explicar la Sentencia 190 del TSJ de febrero del año 2008 Caso Unión Afirmativa de Venezuela de la manera más simple que se puede hacer, en mi condición de lingüista y profesora de comprensión de lectura que analiza lo que dicen las palabras y elabora una interpretación objetiva.
Ciertamente, la sentencia es un ejercicio de comprensión de lectura extrema, no es fácil y de manera muy audaz los magistrados hicieron un escrito artístico y creativo del juego de palabras para confundir y justificar la no existencia de una discriminación que en efecto si existe. Aunque ni el TSJ ni la Constitución pueden prohibir Derechos Humanos, lo que hizo la sentencia 190 fue reconocer el derecho al matrimonio y la unión de hecho solo a parejas de distinto sexo.

Breve histórico:
El 7 de octubre de 2003, Unión Afirmativa de Venezuela introduce ante el Tribunal Supremo de Justicia una solicitud de interpretación de los artículos 21, cardinal 1, y 77, en conjunción con los artículos 19, 20 y 22, todos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. El Ponente designado fue el Magistrado Pedro Rafael Rondón Haaz.
“La accionante pidió se admita su solicitud de interpretación y, asimismo: 14.1 La interpretación del artículo 21, cardinal 1, de la Constitución, en conexión con los artículos 19, 20 y 22 eiusdem “...con respecto a si el principio de no discriminación abarca a la no discriminación por orientación sexual”. 14.2 La interpretación del artículo 77 constitucional “...para resolver la colisión entre dicho artículo, y el principio de la no discriminación por orientación sexual”. 14.3 Que se defina “...el ámbito de aplicación de esa interpretación, específicamente la posibilidad de reconocer jurídicamente las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo, y sus consecuentes efectos patrimoniales”.

Surgen tres elementos destacables de la Sentencia 190.
1. Aunque el artículo 21 no menciona de manera explícita el derecho a la no discriminación, se aclara que no se puede discriminar a las personas por razón de su orientación sexual homosexual. Así lo expresa:
“Un individuo no puede ser discriminado en razón de su orientación sexual, cuando tal condición implique colocarlo en un plano de desigualdad respecto de aquellos aspectos en los que, por su condición de ser humano, es igual frente al resto de los individuos de la colectividad. Así, en su condición de trabajador, en su condición de ciudadano, y, en general, respecto del ejercicio de sus derechos individuales (civiles, políticos, sociales, culturales, educativos y económicos) que le otorga la condición de persona, es, ante la Ley, igual al resto de la colectividad.”

2. En cuanto al artículo 77 expresa que la intención del constituyente era la de otorgar protección reforzada al matrimonio y las uniones de hecho entre un hombre y una mujer. Y agrega que:
“La Sala quiere destacar que la norma constitucional no prohíbe ni condena las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, que encuentran cobertura constitucional en el derecho fundamental al libre desenvolvimiento de la personalidad.”

3. Expresa que le corresponde a la Asamblea Nacional legislar para otorgar protección a las parejas del mismo sexo.
El detalle en este último punto es el siguiente. Explica el ponente de la Sentencia que las uniones de hecho son un término genérico que incluye el concubinato y la misma unión de hecho, pero que todas estas figuras legales están reservadas a las parejas de distinto sexo, es decir, a la conformada por un hombre y una mujer.

Y cierra la sentencia expresando que, en efecto, la Asamblea puede legislar pero a través de la creación de otra figura u otro tipo de unión de hecho distinta a las mencionadas, puesto que éstas establecen unos requisitos específicos, entre otros el que son para un hombre y una mujer.
El gran párrafo final de la sentencia dice claramente qué se puede hacer para otorgar protección a las parejas del mismo sexo. Aquí se los copio tal cual, sin agregar o quitar palabras.

“Así, salvo los límites que se expresaron que imponen el orden público y la prohibición de fraude a la ley, nada obsta para la admisión de la existencia, entre dos personas del mismo o de distinto sexo, de una comunidad ordinaria o una sociedad cuya causa sea el aporte común de bienes o esfuerzos, que está dirigida al logro de un fin, también común; como afirma la doctrina, “lo contrario ciertamente conllevaría a situaciones injustas y que rozarían el límite del enriquecimiento sin causa si alguien ha unido esfuerzos personales y económicos en una comunidad”. (Vid. al respecto, DOMÍNGUEZ GUILLÉN, María Candelaria, “Las uniones concubinarias en la Constitución de 1999”, Revista de Derecho n.° 17, Tribunal Supremo de Justicia, Caracas, 2005, pp. 230-231). En consecuencia, la Sala declara que el derecho a la igualdad que recoge el artículo 21 de la Constitución es enunciativo y como tal proscribe cualquier forma de discriminación, incluso por razones de orientación sexual del individuo. Asimismo, declara que ese precepto constitucional no colide con el artículo 77 eiusdem en lo que se refiere a la protección especial o reforzada que éste establece a favor de determinada categoría de uniones de hecho, pues lo que esta última norma recoge es una discriminación positiva, protección o mejora que implica una distinción de una situación jurídica frente a otras a la que no son iguales, que fue la opción que eligió el Constituyente, sin que ello constituya, per se, una discriminación de las que proscribe el artículo 21 constitucional, ni comporta una prohibición, desconocimiento o condena de otras formas de uniones de hecho entre personas –de distinto o igual sexo- cuya regulación, en todo caso, corresponde al legislador. Así se declara.”

Esta sentencia, por demás retrograda, deja claro lo único que la Asamblea Nacional puede hacer es crear una nueva figura civil que otorgue una comunidad ordinaria o una sociedad de bienes para las personas del mismo sexo y de distinto sexo. Eso explica el porqué de la Solicitud entregada en laAgenda Legislativa por la Red LGBTI de Venezuela sobre la modificación de la Ley Orgánica de Registro Civil. Nuestra solicitud, la cual data del año 2009, para ese entonces fue apoyada por casi 20 organizaciones y hoy en día es apoyada por más de 40 organizaciones está en sintonía con lo expresado en la Sentencia 190.

La inicia legislativa se limita a la creación de la Unión Civil o un tipo de figura de protección de bienes pues esto es lo que ordena la Sentencia 190 del TSJ Caso Unión Afirmativa de Venezuela. Quienes conocemos y hemos entendido e interpretado la Sentencia 190 entendemos que la Asamblea Nacional solo puede legislar para proteger a las parejas del mismo sexo a través de la creación de una nueva figura legal, es decir, Unión Civil u otra similar. Alternativamente, se debe dar una nueva sentencia del TSJ que revierta o elimine la Sentencia 190. En última instancia, sabemos que se debe promover una modificación del artículo 77 de la Constitución para que las parejas del mismo sexo puedan acceder a la institución civil del matrimonio.

¿Qué sucede entonces con el proyecto de Matrimonio Igualitario?
En primer lugar, no existe un proyecto de Matrimonio Igualitario. Lo que se entregó en la Asamblea Nacional el 31 de enero de 2014 fue un proyecto de modificación parcial del Código Civil. Dicho proyecto se entregó por iniciativa popular. Estuvo acompañado por más de 20 mil firmas recolectadas a nivel nacional por distintas organizaciones y movimientos sociales.
Unión Afirmativa participó activamente en la recolección de firmas para ese proyecto. Lo hicimos porque era una movida política, al pensar que dada la cercanía y afinidad entre la Asamblea Nacional con mayoría del PSUV y el Tribunal Supremo de Justicia el proyectos seria discutido y aprobado por el gobierno nacional. No sucedió así.

Unión Afirmativa de Venezuela emprendió las diligencias necesarias ante el Consejo Nacional Electoral para saber el estatus de las firmas entregadas junto al Proyecto. Luego de tres meses, lo único que obtuvimos fue una respuesta verbal de César Alvarado Director de la Oficina Nacional de Registro Nacional, quien nos informó que las firmas resultaron ser insuficientes. Las firmas no fueron suficientes, este es un requisito imprescindible para que el proyecto sea admitido. Desconocemos si la AN recibió la información del resultado del análisis de las firmas por parte del CNE.

¿Está obligada la actual Asamblea Nacional a discutir ese proyecto?
No, definitivamente no. El artículo 204 de la CRBV establece en su numeral 7 que las iniciativas de leyes le corresponde a “los electores y electoras en un número no menor del cero coma uno por ciento de los inscritos en el registro electoral permanente”. Mientras que el artículo 205 establece que “la discusión de los proyectos de ley presentados por los ciudadanos y ciudadanas (…), se iniciará a más tardar en el periodo de sesiones ordinarias siguientes al que se haya presentado. Si el debate no se iniciara dentro de dicho lapso, el proyecto se someterá a referendo aprobatorio de conformidad con la ley”.
La discusión del proyecto de modificación parcial del Código Civil debió haberse dado entre septiembre y diciembre de 2014. No sucedió así.
En diciembre de 2015, se ralizaron las elecciones parlamentarias y al asumir una nueva gestión con una nueva composición política no existe obligación alguna de discutir asuntos pendientes de una gestión anterior.

Mi posición como Coordinadora General de Unión Afirmativa de Venezuela
Unión Afirmativa de Venezuela, desde su creación ha trabajado para lograr el tan deseado y aspirado cambio que permita a las parejas del mismo sexo acceder al reconocimiento legal de sus relaciones, a través de todas las figuras establecidas en la Constitución y en las leyes, esa incluye al matrimonio, esa es nuestra meta. No obstante, no nos negamos a la creación de una nueva figura civil que por los momentos nos otorgue derechos y protección. De hecho, la estamos promoviendo, puesto que consideramos que es mejor poder contar con algún tipo de protección legal en lugar de no tener nada al asumir actitudes absolutistas de “Matrimonio Igualitario o nada”. Nuestra posición es que la Unión Civil nos otorga protección y nos acerca un poco más al matrimonio. Nuestra posición no es de derrota, ni de engaño, ni de apoyar la segregación. Nuestra posición es la de una organización que entiende el momento histórico, que no estamos anclados en un capricho de nombres ni estados civiles únicos, ni le debemos nada a nadie ni hemos vendido nuestros ideales y objetivos.

Unión Afirmativa de Venezuela es la única organización que desde su activismo y trabajo legal ha logrado que el TSJ emita una sentencia sobre los derechos de personas LGBT en Venezuela. Logramos que el Instituto Nacional de Estadísticas admitiera e incluyera en el Censo de Población y Vivienda del 2011 a las parejas del mismo sexo. Adicionalmente, trabajamos en la formación de funcionarios públicos en materia de DDHH de personas LGBTI. Hacemos trabajo de incidencia en entes públicos del estado. Hemos visibilizado la vulneración de derechos a nivel nacional a través de informes y gestiones ante los organismos nacionales e internacionales de DDHH. Entre el año 2013 y 2014 participamos de manera activa en la recolección de firmas para el proyecto de modificación parcial del Código Civil (Matrimonio Igualitario). El año 2015 UNAF participó junto a ACCSI en la elaboración de dos informes sobre la situación de DDHH de personas LGBTI en Venezuela que fueron presentados a través de la Red LGBTI de Venezuela ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas. Este año 2016, hemos enviado un nuevo informe para el Examen Periódico Universal (EPU) de Venezuela ante la ONU. Nuestro trabajo serio y constante ha dado resultados, pese a los obstáculos constantes que el gobierno nacional ha colocado en nuestra labor de activismo y defensa de los derechos humanos. Así nos hemos mantenido y así seguiremos haciéndolo.