jueves, 6 de julio de 2017

Un día en una agencia bancaria



Hoy en unan agencia bancaria, escuché a un señor hablar sobre los homosexuales en un tono de voz muy elevado, en compañía de cuatro personas, eran cuatro hombres y una mujer.

El señor y sus acompañantes estaban en la cola de las personas de la tercera edad (viejos), él era alto delgado, negro y canoso, es decir, tenía todos las características para ser discriminado por diferentes razones. 

Habló sobré cómo responder a niños que preguntan porque se besan dos hombre y dos mujeres. Dijo que se debía decirles que no sabía y luego les explicaría pero en ningún momento responder para inculcarles odio.   Esto fue lo único que le escuché decir con sentido común. 

Continuó hablando y decía que desde que a los homosexuales les dijeron que podían salir del closet ahora uno se los encuentra en todas partes haciendo sus vainas en público. 

Qué él de pequeño le tiraba piedras a los niños que veía como raros y que ahora de adulto no lo iba a aceptar (claro hay que ser coherente)

Habló sobre un compañero de trabajo homosexual  serio y por eso era su pana, hasta que lo encontraron con otro hombre y se arruinó la vida. Qué su compañero jamás lo trato con mariqueras, y le hablaba como hombre, con voz gruesa y todo, lo que acompañó con la imitación en la voz.  
(lo que molesta es que muestren que son gays) 

La única mujer del grupo le decía, la homosexualidad es normal, él dice que eso no es normal y no se puede aceptar como tal. Lo comparó con decir que las muertes (asesinatos) son normal.  Decía no podemos aceptar eso como normal.  (comparación con delito, típico)


Mencionó que su esposa tiene un amigo gay, hace días llegó a su casa y él lo saludo “hola, gordo”. Entonces le prohibió a su esposa invitarlo a su casa, que no lo quería volver a ver en su casa. (además es machista). Luego explicó que es porque esa vaina se pega y hay que mantener a esa gente muy lejos.  (masculinidad débil)


Para continuar aseguró que Dios dijo que eso era pecado y que por esa razón destruyó a Sodoma y Gomorra  (Falso) Sodoma y Gomorra fueron destruidas por la falta de hospitalidad de los lugareños para con los visitantes. 

Mientras él gritaba eso en la agencia lo escuchaban alrededor de 50 personas, quizás.  Yo esperaba a que me atendieran y seguía escuchando.

Luego de ser atendida, me detuve ante el grupo de cinco personas, les dije "hola, Buenas tardes, Sr usted tiene un tono de voz muy alto y no pude evitar escuchar su conversación y quiero hacerle una pregunta".

¿les ha sucedido que cuando tratan de abordar un transporte público el chofer los evita y no se detiene? Los evitan por ser 3era edad. 

Ante mi pregunta respondieron todos, "si claro. Si me ha sucedido" afirmó el señor. , y ¿cómo se siente? pregunté.  El Señor respondió, muy mal, triste. Discriminado dije, si respondió.

Cuando usted rechaza a una persona homosexual, usted está haciendo lo mismo que el chofer de autobús hace con usted. Está discriminando. Lo que usted ha hecho con el amigo homosexual de su vecina es exactamente lo mismo que a usted le sucede con el chofer. 

El señor quiso interrumpirme y no dejarme hablar. Le dije, un momento, permítame continuar porque yo le escuché a usted todo lo que dijo y quiero responderle. Otro de los hombres presente le dijo: ecuchala, dejala continuar.  

Entonces, continué y dije "le aclaro además que la homosexualidad no se pega como usted dice, ni se aprende tampoco. Eso que dice no es más que ignorancia de su parte. La homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad."


Le comento, "me imagino que debido a su color de piel también ha sido víctima de discriminación". A lo que dice sí, claro que sí. 
    
"Entonces si usted es víctima de discriminación por su edad y por su color de piel  no debería ir por ahí discriminando a los homosexuales. Los homosexuales a usted no le han hecho nada, y no le están quitando el aire que respira."

Respondió que por ser discriminado por su color de piel debía poner la otra mejilla y aceptar los homosexuales.

Entonces entendí que la conversación debía terminar. Alguien que discrimina a otro por venganza no merece más que mi lástima.    

La parte agradable fue haber recibido el apoyo de los presentes, que sirven de ayuda para pensar que vamos bien. 

Adicionalmente, hubo unos reclamos directos al señor por su actitud. Yo me despedí y mientras caminaba hacia la salida escuchaba que seguían discutiendo. 

Para mí ser activista es un asunto de todos los días. El día contra la homofobia es todos los días, el día del orgullo gay es todos los días.  
          


No hay comentarios:

Publicar un comentario