lunes, 15 de julio de 2013

Mal aliento estomacal


El mal aliento se relaciona con una infección estomacal

El mal aliento persistente podría ser causado por una infección estomacal. La bacteria responsable, ‘Helicobacter pylori’, no sólo produciría la halitosis, sino que también podría acabar generando úlcera y cáncer de estómago, según concluye un reciente estudio.

Investigadores de la Universidad de Baskent, en Turquía  han descubierto que la halitosis es uno de los síntomas más frecuentes de la infección por ‘Helicobacter pylori’, una bacteria que se asocia con la aparición de úlceras gastroduodenales, gastritis e incluso el cáncer de estómago.
Según el análisis de estos científicos, publicado en la revista especializada ‘European Journal of Internal Medicine’, el mal aliento era síntoma de la infección en tercer lugar de frecuencia, detrás de la indigestión y el dolor.


Más del 60 por ciento de los pacientes infectados que se estudiaron tenían halitosis, tal como constataron los especialistas. Después de recibir un tratamiento con antibióticos para erradicar la infección bacteriana, los pacientes dejaron de tener mal aliento, lo que confirma la relación entre ambas circunstancias.

Evitar el mal aliento

Tiene varios nombres: el literal, el coloquial y el científico. Nos referimos respectivamente al mal aliento, dragón y/o halitosis, condición que hasta el más guapo y pintado ha experimentado de forma no crónica, varias veces en la vida.
Es muy común y hasta predecible tener mal aliento en las mañanas después de varias horas de sueño ya que la producción de saliva ha sido muy escasa. Casi todo el mal aliento se origina de la boca, sobre todo de la superficie de la lengua, debajo de la línea de las encías, entre los dientes y otras áreas difíciles de abordar. La boca es habitada normalmente por millones de bacterias que habitan en la cavidad bucal y el equilibrio entre el PH y las diversas clases de bacterias determina “lo ofensivo o no” de nuestro aliento…
Sin embargo, hay un 20% de la población cuya halitosis es un síntoma que no se resuelve saboreando una “mentica” ya que está causada por problemas orgánicos tales como:

- Enfermedad periodontal (encías).
- Senos paranasales obstruidos.
- Problemas renales, hepáticos, enfermedad de reflujo gástrico, etc.

ALIMENTOS ANTI MAL ALIENTO

Si hay algo muy difícil de ocultar es el hecho de que comiste ajo, cebolla, guisos o alguna comida muy condimentada. Realmente pienso que lo que cada quién come no es culpa de los demás… Así que si tienes una cita de negocios, un encuentro con el amor de tu vida o sencillamente un interlocutor que te habla muy cerca y te preocupa “ESPANTAR” a esa persona, aquí te doy algunos consejitos sencillos para refrescar tu aliento:

Perejil fresco, albahaca, menta

¿Has notado que muchos platos vienen con una guarnición de perejil, albahaca o menta? Bueno, estos no solo son decorativos. Si tienes una comida muy cargada con ajo y cebolla, masticando estas hierbas ahuyentarás el mal aliento .

Limón

Basta con saborear una rodaja de este refrescante cítrico para neutralizar cualquier olor intenso dejado por una comilona muy condimentada. Incluso si estás cuidando las calorías que ingieres, unas rodajitas de limón después de cualquier plato fuerte, además de refrescar tu boca, ¡suplirán tus ganas de pedir postre!

Agua

El mal aliento también es el resultado de tener la boca seca (sin producción de saliva). Este escenario crea un ambiente perfecto para las bacterias que son responsables del mal aliento. Por eso, para mantener una boca fresca, es importante tomar mucha agua y para mejores resultados agregar a ese vaso de agua unas gotas de jugo de limón.

Manzanas, zanahorias y celery

Estos alimentos ayudan a eliminar los residuos que generalmente suelen quedar entre los dientes. Cuando consumimos manzanas, zanahorias y celery generamos mayor cantidad de saliva, la mejor forma de eliminar naturalmente las bacterias y células muertas.

Yogur

Si quieres resolver varias necesidades al mismo tiempo: comer postre, seguir la dieta y refrescar tu aliento entonces inclínate por un buen yogur o una panacotta. Los derivados lácteos contrarrestan la cantidad de sulfuro de hidrógeno presentes en la boca lo que constituye un duro ataque al mal aliento.

Chicles sin azúcar

No aportan calorías y estimulan la producción de saliva, aportando instantáneamente frescura mentolada a la boca.

ALIMENTOS QUE BLANQUEAN TUS DIENTES

Los alimentes no solo pueden refrescar tu aliento, sino también blanquear tus dientes de forma natural y no abrasiva. Aquí te doy una buena receta:

Jugo de limón y bicarbonato de sodio

El jugo de limón se puede combinar con bicarbonato de sodio para hacer una pasta, y enjuagar los dientes durante varios minutos. Enjuague con abundante agua siempre y luego cepíllese los dientes correctamente. Para tener dientes blancos y aliento fresco modera el consumo de bebidas oscuras como el vino tinto, el café negro y evita el cigarrillo.

Y no lo olvides… ¡¡¡SE TE NOTA LO QUE COMES!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada